Carta publicada el martes 26 de junio de 2024 por La Segunda.

Señor Director:

Alessia Injoque, Directora de la Fundación Iguales, parece haberse confundido en la lectura de una columna mía. No acuso ahí a sociedad científica alguna de activismo, como el lector podrá verificar con una simple relectura. De hecho afirmo expresamente la compleja relación entre preconcepciones y evidencia que siempre está presente en estos debates, relación que no es exclusiva de ningún grupo. Donde sí uso la palabra “activismo” es para preguntar por el modo en que se compone el comité de expertos creado por el Minsal. ¿Se tratará de un consejo compuesto de modo que pueda inspirar confianza a las distintas partes involucradas en esta controversia, y sobre todo a las familias afectadas? Imagino que Injoque estará de acuerdo en que eso solo lo podremos saber cuando la lista de sus integrantes y su trayectoria sea pública.

Pero más allá de este punto, parece ser la existencia misma de esta discusión lo que le molesta, al punto de tener que buscar en el “activismo conservador” una explicación para la misma (omitiendo los reportajes de Sabine Drysdale que le dieron origen). Comparto, desde luego, la preocupación porque la controversia se lleve adelante en los mejores términos, pues toca aspectos muy sensibles de la vida de las personas. ¿Pero no debiera intrigarnos también que demorara tanto la irrupción en el país de una disputa que se ha desarrollado de modo intenso en otras latitudes?

Manfred Svensson