Carta publicada el martes 7 de septiembre de 2021 por El Mercurio.

Todas las mentiras de la “Lista del Pueblo” van quedando expuestas, y con ellas cae el mito de la política sin instituciones ni partidos. También queda claro que sí se puede engañar a los votantes, solo que no para siempre.

Ahora falta que la política profesional aproveche la oportunidad y deje de mentir respecto de los retiros de los fondos provisionales. Tratar de comprar votos con dinero ajeno sabiendo que devaluarán los salarios de todos los trabajadores de Chile es tan indigno como mentir sobre tener cáncer, pero más dañino.

Que digan la verdad y salven el respeto por las instituciones de la República y el principio de representación, aunque les cueste el puesto en esta vuelta. De lo contrario, no crean que cuando llegue la crisis -en medio del periodo legislativo que viene- habremos olvidado sus nombres y sus mentiras. No añadan caos al desprestigio. Cuidemos nuestra política, cuidemos la economía de los hogares de Chile, cuidemos nuestro país.