“No se trata de un libro sistemático ni de un listado de soluciones. Más bien recoge las inquietudes, preguntas e intuiciones –en forma de intercambio epistolar– de tres académicos que, en este contexto de crisis, han intentado iniciar un diálogo y compartirlo con sus lectores”, señala la contraportada del libro Católicos y perplejos. La Iglesia en su hora más oscura (Ediciones UC), escrito por Claudio Alvarado, Josefina Araos, ambos del Instituto de Estudios de la Sociedad, junto al académico de la Universidad de los Andes Joaquín García Huidobro.

Con más de 200 asistentes, el libro fue lanzado esta semana en la Casa Central UC, y fue presentado por los periodistas Héctor Soto y Matías del Río en una conversación con los autores. “Es un libro que me sorprendió. En los últimos meses hemos escuchado mucho de la crisis de la Iglesia chilena, que tiene rasgos dramáticos. Pero más allá del fenómeno, no había visto una reacción de parte de creyentes», destacó Héctor Soto, columnista y conductor de “Terapia chilensis”, de Radio Duna.

Matías del Río también destacó la novedad del formato epistolar, que permite una lectura fluida y cercana. “Me entretuve mucho con los autores. El libro tiene una gracia: tres personas que provienen del mismo mundo muestran matices sobre una legítima mirada de la Iglesia”, sostuvo.

La idea de escribir Católicos y perplejos surgió tras la visita del Papa Francisco a Chile. Sin embargo, tras la investigación de Charles Scicluna, la renuncia de los obispos y el destape de nuevos casos de abuso sexual en la Iglesia se le dio un completo giro. “Nadie sabe muy bien cómo enfrentar este escenario complejo y doloroso. Frente a esta suerte de parálisis, este libro surge como un intento de estimular la conversación de los católicos de a pie”, plantearon los autores (Lea aquí extractos publicados en El Mercurio).

Los tres abordan la situación desde su propia mirada y con matices (lea aquí una entrevista a cada uno sobre la crisis eclesial en La Tercera). En el lanzamiento, Claudio Alvarado señaló que, “por un lado, la crisis es dramática y triste, porque atenta contra el núcleo de la fe cristiana y con el trato digno hacia cualquier persona, pero también es una oportunidad para tomarse este problema en serio”. Agregó que «se trata de un libro que aborda muchos temas, más allá de lo estrictamente religioso, y que resultara de interés no sólo para los católicos, sino para quienes valoran la cultura cristiana y, en general, el aporte público de las creencias religiosas”.

Para Joaquín García-Huidobro, quien también se explayó en una entrevista en Emol TV, enfrentar la crisis debe partir por restablecer la esencia de la Iglesia. “Lo que debe morir es la Iglesia prepotente, pero eso no significa que no pueda hacer uso de su derecho de opinión. No tanto pasillo y más discusión en el espacio público”, dijo.

Mientras que para Josefina Araos “hay que distinguir entre el espíritu misional de la Iglesia y el de influencia pública. En muchos momentos, confunde su vocación con influir políticamente, estar arriba en los medios o ser la institución más prestigiosa” (lea aquí una entrevista a la coautora en Emol).