«¿Un bien de consumo? Diagnóstico y perspectivas sobre la libertad de educación». Este sugerente título corresponde al segundo Cuadernillo IES, lanzado ayer en el Instituto de Estudios de la Sociedad.

Captura de pantalla 2015-10-19 a la(s) 10.30.00El estudio realizado por Claudio Alvarado, investigador del IES y Pablo Varas, estudiante de Doctorado en Economía en la University of Texas at Austin, Estados Unidos, analiza los obstáculos que dificultan la efectiva vigencia de la libertad de educación escolar en el país, «mostrando la incongruencia que existe entre los criterios orientadores de nuestras leyes sobre educación, y aquello que, en los hechos, sucede en materia de currículum, medición y admisión escolar, entre otros aspectos».

La presentación del Cuadernillo IES estuvo a cargo de Javier Corvalán, investigador del CIDE y director del Magíster en Política Educativa de la Universidad Alberto Hurtado; y, Alberto Vial, fundador Libeduc y director del Colegio San Francisco de Asís.

Para Javier Corvalán, el problema de una total libertad de educación se produce en que el Estado necesariamente debe cautelar algunos bienes superiores; en el caso de la educación escolar, la integración y la cohesión social. En ese sentido, el investigador señaló estar acuerdo con dos elementos del proyecto de educación escolar aprobado en el Congreso y que pone fin al lucro, a la selección y al copago. «Eliminar las barreras existentes por el cobro de la colegiatura y por la selección de los alumnos nos permite ir por el camino de la libertad de educación. No así el lucro -aspecto en el que no estoy de acuerdo-, ya que me parece que este elemento no afecta en nada la fisonomía del sistema».

Para Alberto Vial no es posible educar sin tener una determinada intencionalidad y sin considerar a los padres y la familia. «Es acá donde está el sentido de la libertad de educación», afirmó. Y agregó: «El que educa siempre tiene una concepción sobre el hombre, la vida, el bien y el mal, la justicia. No es posible que sea el Estado el que determine dónde estarán mejor los hijos».  Finalmente, le director del colegio San Francisco de Asís afirmó que, «la evidencia demuestra que lo que hay que ir ganando son espacios para la autonomía de los establecimientos educacionales y en empoderar a los directores».

Al finalizar, los asistentes participaron en un Vino de Honor.

Ver el Cuadenillo aquí