vivir

Por: Catalina Siles y Manfred Svensson

«Relación pura». Tal es la expresión acuñada por Anthony Giddens para designar el tipo de vínculo que responde únicamente a la afectividad de los involucrados, y ya no a las estructuras institucionales tradicionales. Pero que sean «relaciones puras» no significa que éstas no impliquen o reflejen cambios más allá de la relación personal. De hecho, los cambios en la vida familiar repercuten sensiblemente en las estructuras sociales, económicas, políticas y culturales de una sociedad. En ese sentido, la cohabitación es un fenómeno que permite advertir con claridad esos dos ángulos desde los que puede ser vista la relación entre la familia y la sociedad.

Te invitamos a conocer el informe aquí: Vivir Juntos. Reflexiones sobre la convivencia en Chile